INEM

El otro día acompañé un amigo en el INEM, también llamado Nacho Vidal por la cola que hay. Estándo allí empecé a observar que es como un juego de rol:

Primer nivel: para empezar a jugar tienes que descifrar el secreto de la máquina de los turnos y elegir la opción correcta para el siguiente nivel.

Segundo nivel: También llamado “cara de tonto”, por la cara que se te queda cuando estás esperando a que toque turno y no hay casi nadie trabajando ya que los demás están desayunando, desayunando a las una de la tarde.

Tercer nivel “la boca abierta”: Tus testículos u ovarios se empiezan a hinchar al ver que la gente que acaba de llegar le toca el turno rápidamente. Reto: armarse de paciencia.

Cuarto “Ja, te lo has creido”: Una vez que no te han explotado tus órganos reproductores, oyes un timbre, te toca a ti. Pasas hacia la mesa y preguntas si hay trabajo, el funcionario te responde que no. Game over, has perdido.

Moraleja: hay que buscarse las habichuelas uno mismo, ellos tienen un puesto de trabajo y el que tú lo tengas o lo dejes de tener les resultan indiferente. Ser hijo de puta es una peculiaridad del ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s