Un frío que te cagas

Bueno, lo prometido es deuda. Por lo visto amigos, en mi instituto parece ser que de cinco a siete de la tarde no hace frío, entramos a clase, nos ponemos todos en manga corta y nos damos un poco de crema por si nos quemamos con el sol. He sido irónico, eh. Entramos a clase con cinco mangas para que no nos cale el frío, contamos el chiste: ” ¿Tienes frío? Pues si quieres te caliento. Luego sacamos las cosas de la mochilla, las ponemos encima de la mesa y nos metemos las manos en los bolsillos tratando de no pasar demasiado frio.

Yo propongo una solución: “la solución ovejera”. Las ovejas cuando hace frío, se ponen todas juntas para transmitirse el calor. Esto es lo que hay, “a falta de pan buenas son tortas”.

Anuncios

Acerca de Yo escribí esto

Nací en el seno de una familia aristócrata, más tarde me echaron cuando comencé a hablar, me dijeron: - a decir gilipolleces a otra parte
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un frío que te cagas

  1. Pingback: Cerebros congelados - apezz.com

  2. antoreli dijo:

    Hombre, os podéis poner en plan UGT. Un piquete como Dios manda, con sus pancartas y sus medios de comunicación.
    Lo suyo es pasar una carta de todos, con firmas, para que os pongan la puta calefacción.
    Si no, pues lo de arriba. Si total echáis la tarde igual de entretenidos…

  3. jovenes dijo:

    Vosotros sois jóvenes y de los jóvenes se espera vitalidad, inquietud, acción, idealismo. Si los jóvenes no luchan por un mundo mejor, ¿quién lo va a hacer? ¿Los adultos ya asentados, sumidos en la dinámica de producción? No. De vosotros se espera el movimiento y la lucha. Exigid vuestra calefacción con garras y dientes, pues es vuestra y de seguro que vuestros padres la han pagado con creces a través de los impuestos. Que no os amedrenten la rigidez burocrática y los encorbatados: ¡luchad con ahínco! Hoy es la calefacción; mañana será el colegio, que querrán convertirlo en barracones (si no lo está ya así); pasado mañana será el trabajo explotador y la insulsa monotonía del desapego. ¡Id y defended lo que es vuestro! ¡No os detengáis nunca!

    PD: podéis usar este mismo texto para animar a otros jóvenes también víctimas de la ineptitud política y burocrática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s